Ramírez Urología

Urología Femenina

una madre y una hija sentadas en sofa

Patologías urológicas en mujeres

En las mujeres la aparición de la incontinencia urinaria, los prolapsos y las infecciones de orina son bastante más frecuentes por diversos motivos anatómicos y funcionales:

Entre las más frecuentes se encuentran la incontinencia urinaria y el prolapso.

El incremento de la esperanza de vida ha dado lugar al aumento del número de pacientes que sufren este tipo de padecimientos que afectan en gran medida a su calidad de vida (reducción de la actividad física, sexual, de las relaciones sociales y estrés psico-emocional). La tendencia a la ocultación de este problema dificulta su cuantificación en términos de prevalencia.

La recomendación del tratamiento requiere del conocimiento de las causas y del resultado de las pruebas diagnósticas realizadas, que deben ser individualizadas para cada paciente.

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es una estructura anatómica que cierra la cavidad abdominal en su parte inferior proporcionando el soporte de los órganos pelvianos y que participa activamente en los mecanismos de continencia urinaria y la función sexual. Por tanto, su deterioro puede dar lugar a incontinencia urinaria, hernias de los órganos pélvicos que se manifiestan con la aparición de “bulto” en la zona genital (prolapso) y disfunción sexual.

Estas alteraciones se presentan más frecuentemente tras la menopausia y están relacionadas con la historia obstétrica y quirúrgica, estado hormonal, hábitos de vida, ejercicio físico, obesidad, etc.

suelo-pelvico
tipos-incontinencia-urinaria-prolapso

¿Qué es la incontinencia urinaria?

La Incontinencia Urinaria (IU) se define como la pérdida involuntaria de orina que condiciona un problema higiénico y/o social, y que puede demostrarse objetivamente.

¿Qué tipos de incontinencia urinaria existen?

Diagnóstico

Para el diagnóstico es fundamental realizar una correcta historia clínica completa en la que se hace especial referencia al número de partos y sus características, cesáreas, peso del feto, cirugías pélvicas, edad, situación hormonal, hábitos de vida y ejercicio físico, obesidad, etc.

También se realiza una exploración física, que permite la valoración del suelo pélvico y valorar las características de la incontinencia.

Otras pruebas complementarias son:

urologia-femenina
urologia femenina

Tratamiento de la incontinencia urinaria

En la INCONTINENCIA URINARIA DE ESFUERZO leve pueden beneficiarse de fisioterapia del suelo pélvico, cambio de hábitos de vida y hormonoterapia

En la inmensa mayoría de los casos requiere un tratamiento quirúrgico. Existen multitud de técnicas por vía abdominal, laparoscópica, robótica o vaginal. La elección de la técnica debe individualizarse en función de cada caso y de las preferencias y buenos resultados obtenidos por el cirujano. El Dr. Ramírez describió la “Colpocervicouretropexia. Técnica retropúbica simplificada” (Actas Urol. Esp., 15-2 (149-153). 1991) con más de un 80% de buenos resultados ( Arch. Esp. De Urol. 50. 6 (649-654), 1997).

La INCONTINENCIA URINARIA DE URGENCIA, una vez descartadas otras causas como la infección urinaria, cistitis, etc, y tras la realización de un estudio urodinámico, puede resolverse con tratamiento médico (fármacos anticolinérgicos, antimuscarinicos, agonitas beta-3 adrenergicos). Estos fármacos disminuyen o hacen desaparecer las contracciones involuntarias del músculo vesical, actuando favorablemente en los casos de hiperactividad vesical o de causa mixta.

urologia-femenina

¿Qué es el prolapso de órganos pélvicos (POP)?

Un prolapso es el descenso de los órganos de la pelvis como consecuencia del debilitamiento del suelo pélvico.  En la mayoría de los casos es importante tratarlo porque puede generar una enfermedad multisistémica y provocar entre otras cosas:

¿Qué tipo de prolapso de órganos pélvicos existen?

Existen distintos tipos de prolapso:

Tratamiento

El tratamiento puede variar en función de los estadios en los que se encuentra el prolapso y pueden basarse en un tratamiento médico conservador o un tratamiento quirúrgico.

En la mayoría de los casos se consigue la corrección del CISTOCELE y RECTOCELE con técnicas quirúrgicas por vía vaginal mediante la implantación de mallas diseñadas a tal efecto y en los casos de prolapsos severos la fijación de la vagina al sacro (colposacropexia) vía laparoscópica, robótica o abierta es de elección por el buen resultado que ofrece a largo plazo.